Frase de amor #1

Tu amor me inspira, tu ternura me conmueve y tus besos me enloquecen.

Frase de amor #2

Mi plan era no enamorarme, peor me sonreíste y lo arruinaste.

Frase de amor #3

Y una cosa puedo jurar: yo que me enamoraré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar.

Frase de amor #4

♥ Quédate con quien te bese el alma, la piel te la besa cualquiera.

Frase de amor #5

¿Y tú que sabes del amor? Yo te sé a ti de memoria

Mostrando entradas con la etiqueta Ahorro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ahorro. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de octubre de 2019

Consejos para calentar una casa para dos de forma económica

Con la llegada del invierno comienza la bajada de temperaturas y empezamos a poner la calefacción para calentar la casa. Durante esta época, el uso de la calefacción representa el setenta por ciento del consumo energético de una vivienda. Si tienes la suerte de que tu calefacción funciona por gas, estarás un poco más a salvo de recibir una factura que haga temblar la economía de la pareja. Sin embargo, si tu calefacción es eléctrica, prepara el bolsillo para lo que viene.

Para que no sufra mucho tu bolsillo y puedas ahorrar energía durante el invierno, te contamos una serie de trucos para calentar tu casa de forma económica.

Consejos para calentar una casa para dos de forma económica

Lo primero, revisa tu tarifa de luz y gas

Obviamente cuanto menos consumas, menos pagas. Sin embargo, puede que exista alguna tarifa de luz y/o gas más económica que la que tienes, por lo que el ahorro sería aún mayor.

Siendo que el servicio va a ser el mismo sea cual sea tu compañía, elige la compañía que tenga las tarifas más baratas para poder ahorrar el máximo de cara al invierno.

Además, las compañías suelen tener más ofertas si tienes luz y gas con ellos y con el mismo titular. Verifica con tu pareja quién es el titular de qué tarifa y unificarlo en una misma.

Consejos para calentar la casa de forma económica

Temperatura adecuada

A todos nos gusta, no sabemos por qué, ver el termostato de casa por encima de los 25 grados. Sin embargo, la temperatura adecuada está entre los 19 y los 21 grados durante el día, y entre los 15 y 17 durante la noche.

Si dispones de termostato, prográmalo a estas temperaturas para que sea más eficiente. Es mejor dejar la calefacción puesta, aunque sea a baja temperatura (15 grados) que estar encendiéndola y apagándola.

Es importante tener en cuenta que cada grado que aumenta la temperatura, incrementa el consumo de energía un siete por ciento.

            Organización y decoración del hogar

Esto es lo más económico, puesto que tienes que organizar y decorar la casa de todas forma.

Lo primero que puedes hacer es colocar las habitaciones donde se va a pasar más tiempo de cara al sol, para aprovechar al máximo la luz natural.

Las persianas también son importantes. Existen persianas térmicas (obviamente más caras), pero puedes comprar una persiana doble, con una más fina que deje pasar la luz pero proteja del viento, y otra más gruesa para por la noche.

Las paredes que estén desnudas dejarán pasar más el frío. Coloca cuadros o cualquier otro tipo de decoración para paliar este efecto.

Del mismo modo, en los suelos lo mejor es optar por las alfombras de lana o de pelo largo para proteger frente a la humedad y reducir la pérdida de calor del suelo.

Intenta mantener el calor de las habitaciones donde vas a estar cerrando la puerta.

En la cocina, aprovecha el calor de los electrodomésticos y cierra la puerta mientras cocinas.

Ventanas e instalación de calefacción

Los radiadores deben estar colocados debajo de las ventanas. No lo tapes con nada que impida que se mueva el aire caliente.

Verifica el buen funcionamiento de la instalación antes de empezar a usarla. El uso de las nuevas calderas de condensación permiten lograr un ahorro superior al 30% en la factura.

Puedes usar cinta aislante para colocarla en el marco de la ventana y evitar fugas de aire caliente. Por otro lado, no coloques marcos de aluminio sino de madera, ya que son más cálidos.

domingo, 6 de octubre de 2019

Aciertos y errores del ahorro en pareja


Es bastante lógico pensar que dos personas gastan más que una, incluso podríamos pensar que gastarán el doble. Sin embargo, hay aspectos de la vida en pareja en los que podemos ahorrar, o por lo menos no pagar el doble al vivir juntos. La tarifa de Internet y fibra es uno de esos aspectos ya que las compañías “benefician” el número de líneas que tienes con ellas con buenas ofertas. Sin embargo, mucha gente comete errores a la hora de intentar ahorrar en pareja.

Aciertos y errores del ahorro en pareja

Aciertos a la hora de ahorrar en pareja

Planifica tus gastos

Esto no sólo sirve cuando vives en pareja, también cuando estás soltero. Saber de qué dinero dispones y cuáles son tus gastos te permitirá llevar un mayor control y ahorrar.

Fusiona tus gastos

Fusionar todas las facturas siempre que sea posible. Tanto las compañías de luz y gas como las de Internet y telefonía tienen mayores ofertas en packs de servicios y cuantas más cosas tengas en una misma compañía, mejor oferta.

Quita toda las suscripciones innecesarias o duplicadas

Seguro que estáis suscritos a algo que no usáis o puede que los dos estéis suscritos a lo mismo (Netflix, HBO, Amazon Prime…). Haced una lista de todas vuestras suscripciones y ved cuáles tenéis duplicadas o cuáles no os sirven para nada.

Controla el uso de tu tarjeta de crédito

Seguro que has pensado que, por pagar una vez con la tarjeta de crédito, no pasa nada. Sin embargo, los gastos que hacemos con esta tarjeta son muy peligrosos, ya que no los vemos en el momento y son difíciles de controlar.

Deja el uso de este tipo de tarjetas para momentos de urgencia.

Organiza tus compras

Si no os organizáis os váis a encontrar con la casa llena de productos duplicados. Intentad hacer una compra grande semanal los dos juntos (o por lo menos haced la lista juntos) y luego llevad un control de lo que compra cada uno.

Descuentos de Internet

Hoy en día vivimos en la sociedad de Internet así que aprovechaos de ello. Existen muchas ofertas y bonos por Internet que os pueden ayudar a ahorrar.

Esto no ocurre sólo para la comida sino también para los planes de ocio, viajes…

La comida, en casa o de casa

Si sóis de los que coméis en el trabajo, acostumbraos a cocinar y llevaros un tupper. Es más cómodo y, además, más sano.

Ofertas de viajes

Es importante que, de vez en cuando, tengáis algún fin de semana de tranquilidad y relajación. Aprovecha las ofertas de páginas como Groupon y haced escapadas de fin de semana económicas.

Actividades a coste cero

Seguramente no lo sepas pero, en tu ciudad, hay muchísimas actividades a realizar que son gratuitas.

Errores que se cometen con los gastos en pareja

Uno de los dos toma la carga económica

Existen dos grandes tipos de economías en pareja: las que suman ingresos en una cuenta conjunta o las que dividen los gastos y cada uno tiene su cuenta.

Dentro del segundo grupo hay parejas que deciden que uno asuma todos los gastos comunes y el otro, en cambio, le pagará su parte mes a mes. Esto irá bien siempre que la parte que paga, lo haga a tiempo.

Desde aquí te aconsejamos que, o hagas una cuenta conjunta aunque sea para los gastos y cada uno pague la mitad, o que os dividáis de forma equitativa las facturas.

Nuestra forma de gastar afecta a nuestra pareja

Puede que, una vez que hayas pagado los gastos comunes, decidas que la parte que te sobra y puedes gastar para tí sea demasiado alta según tu pareja. Solemos ignorar cómo afecta a la otra persona nuestro patrón de gasto pudiendo repercutir en la salud de la relación. Si quieres gastar en algún viaje o algo que vaya ser más elevado, háblalo con tu pareja de forma sincera. Si por lo que sea, no puede (o no quiere), te podrás permitir ese lujo con tranquilidad.

Imprevistos económicos

Normalmente las parejas olvidan tener en cuenta los imprevisto económicos en su gestión financiera. Es importante que creéis un fondo común para emergencias cada mes.

Derrochador vs tacaño

Estos son factores que pueden afectar negativamente al otro. Para que no haya problemas, estableced un objetivo de ahorro en común, algo que os motive y os haga ceñiros a este ahorro.

Que no os cueste hablar de dinero

Puede que lo hagáis al comienzo de vuestra vida en común, pero las cosas cambian cada día. Si se da alguna circunstancia extraña o que suponga un gran cambio, debéis hablarlo sin tapujos.