Frase de amor #1

Tu amor me inspira, tu ternura me conmueve y tus besos me enloquecen.

Frase de amor #2

Mi plan era no enamorarme, peor me sonreíste y lo arruinaste.

Frase de amor #3

Y una cosa puedo jurar: yo que me enamoraré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar.

Frase de amor #4

♥ Quédate con quien te bese el alma, la piel te la besa cualquiera.

Frase de amor #5

¿Y tú que sabes del amor? Yo te sé a ti de memoria

Mostrando entradas con la etiqueta Peleas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Peleas. Mostrar todas las entradas

lunes, 31 de mayo de 2021

Las parejas que más se pelean, se aman más

Pelear no es un signo de una relación débil, sino fuerte… dependiendo de cómo luches. Las parejas que más se pelean, se aman más, así que, pese a que anteriormente te contamos 12 consejos inspiradores sobre cómo salvar una relación fallida, en este post también planteamos la pelea como algo positivo.

Hay tres estilos básicos, frente a un conflicto de pareja.

  • 1. Aquellos que quieren sentarse a conversar, comprometerse y volver a sentirse cómodos el uno con el otro.
  • 2. Aquellos que quieran ser escuchados de inmediato y que la otra persona esté de acuerdo con ellos.
  • 3. Aquellos que no tienen interés en lidiar con problemas.

El primer enfoque, aunque se describe de manera racional, no siempre incluye sentarse. Puede incluir ataques de rabia, gritos en las caras enrojecidas y pisotear las esquinas de las habitaciones. Sin embargo, suele terminar en un compromiso y en paz.

Como todos hemos aprendido de una buena pelea, aunque superarla puede ser difícil y doloroso, el resultado siempre termina en una relación más fuerte.

El segundo enfoque es solo el signo de una pareja que no quiere resolverlo o incluso escuchar. Es alguien que no merece tu tiempo y no está luchando de una manera productiva y beneficiosa. Este compañero no está realmente interesado en pelear, sino en gritar.

El tercero es el enfoque más mortífero de las relaciones: no pelear. Para el observador externo, parecería que la pareja que nunca pelea es la más feliz. De hecho, es todo lo contrario. Es la pareja a la que le importa lo suficiente como para luchar, para no alejarse y para pelear, quien mantiene la relación más fuerte y amorosa.

Es fácil alejarse cuando las cosas se ponen difíciles, pero es una señal de amor verdadero estar dispuesto a soportar el dolor y la incomodidad de trabajar en una buena pelea.

Las parejas que más se pelean, se aman más

Pelear significa que te preocupas

Pelear significa que te preocupas lo suficiente como para lidiar con el dolor y la ira, en lugar de simplemente alejarte. Significa buscar activamente una solución, un avance que te hará más fuerte.

No hay dos personas que estén de acuerdo en todo, y luchar solo significa que han llegado a un punto en su viaje juntos que necesita atención y comunicación especiales.

Pelear es normal. Si bien algunas parejas pueden pensar que pelear es el signo de una mala relación, en realidad es muy importante. La clave es pelear con un propósito.

Es toda la idea de "luchar o huir". La forma en que las especies se adaptan y evolucionan se basa en las reacciones psicológicas que ocurren cuando se percibe una amenaza. O te mantienes firme o huyes de la situación. De cualquier manera, estás  tomando una decisión, una que cuestiona si vale la pena atacar o ejecutar la amenaza.

Las parejas más enamoradas están dispuestas a dejar de lado esos deseos subconscientes (y conscientes) de huir, a favor de aguantar y luchar el uno por el otro.

Pelear significa mantenerse sanos ... y cuerdos

Gautama Buddha una vez advirtió sabiamente: "Aferrarse a la ira es como beber veneno y esperar que la otra persona muera".

Según los hallazgos publicados en "Psychosomatic Medicine", la lógica de Buda no solo era profunda, sino también científicamente sólida.

Basado en un estudio de 10 años de 4,000 hombres y mujeres en Framingham, Massachusetts, las mujeres, específicamente, que se aferran a la ira o sentimientos no resueltos durante una pelea tienen cuatro veces más riesgo de morir que las mujeres que pueden expresarse.

CNN publicó los hallazgos de otro estudio de Ernest Harburg, Ph.D., de la Universidad de Michigan. El estudio siguió a 192 parejas casadas entre 1971 y 1988 y descubrió que quienes abrigaban su ira durante una pelea o cuando eran atacados injustamente no vivían tanto ni tan saludables como las parejas que peleaban y resolvían sus problemas de manera justa.

El estrés que sientes por aferrarte a la ira es real. Los riesgos para la salud de ese estrés también son muy reales. Si amas a tu pareja, te preocupas por la salud de tu pareja y quieres verla feliz, entonces luchas por tu relación.

Pelear significa ser honesto

Solo durante una buena pelea puedes soltar tus inhibiciones y comprender cómo te sientes realmente tú y tu pareja.

La compatibilidad de los rasgos de personalidad, como las creencias y los valores fundamentales, surge durante una buena pelea. Es cuando estás acalorado, sin reprimirte ni restringirte, cuando finalmente dejas que la otra persona vea cómo piensas y sientes realmente.

Estos estallidos de verdad solo pueden provenir de una buena y acalorada discusión. Sin estas peleas, las personas se casarían y tendrían hijos sin conocer los verdaderos sentimientos y los deseos más íntimos de sus parejas.

Para enfrentar los problemas importantes y urgentes que pueden destruir un matrimonio, una pareja debe ser completamente honesta y abierta con ellos mismos y con los valores más importantes que tienen. Si estos valores no se prueban hasta que se produce una pelea, entonces no hay forma de saber por qué realmente vale la pena luchar.

Pelear significa mejor sexo

Todos hemos experimentado el sexo de recuperación que viene después de una buena pelea. Las tensiones son altas; la sangre está hirviendo, y no hay mejor manera de romper la tensión que con un buen combate de lucha.

Si bien aún no hemos encontrado mucha evidencia para probar esta teoría, no hay mucha refutación. No te estamos sugiriendo que vayas a casa y busques pelea esta noche; estamos diciendo que si vas a pelear, mira el sexo de recuperación como premio consuelo. Quizás ahora no sea tan importante quién gane.

12 consejos inspiradores sobre cómo salvar una relación fallida

Las parejas discuten todo el tiempo y es algo natural incluso en las relaciones a largo plazo. Siempre habrá diferencias y desacuerdos, pero hay momentos en los que se llega a un punto en el que todo empieza a desmoronarse. Esto a menudo conduce a rupturas devastadoras, pero no siempre tiene que terminar de esa manera.

Puede ser más fácil decirlo que hacerlo, pero siempre es importante tener un poco de fe y hacer estas preguntas: ¿realmente han hecho lo suficiente para salvar la relación? ¿Han agotado todas las opciones posibles para decir que se acabó? ¿De verdad se acabó?

Si estás a punto de renunciar a su relación, tal vez deberías leer este artículo primero y ver si vale la pena salvar lo que tengas con tu pareja.

Entonces, ¿cómo se puede salvar una relación fallida? Aquí hay 12 consejos para salvar tu relación conflictiva y mantener vivo el amor.

12 consejos inspiradores sobre cómo salvar una relación fallida

12 consejos inspiradores sobre cómo salvar una relación fallida

1. Admite que se han cometido errores

Esta es probablemente la parte más difícil pero la más importante de salvar una relación. No es fácil admitir que uno o incluso ambos han fallado en hacer su parte. En momentos como este, la gente tiende a volverse terca y activar rápidamente su mecanismo de defensa para evitar tener toda la culpa. Intenten trabajar juntos y empezar desde ahí.

2. Aprende a negociar y llegar a un compromiso

La mayoría de las razones por las que las personas se separan pueden remediarse y resolverse mediante la negociación. Claro, esta no es una relación comercial, pero las relaciones románticas siguen la misma estructura de lo que hace que una buena sociedad dure: comunicación regular y apertura al compromiso. Habla sobre lo que debe hacerse, lo que puede hacer para lograrlo y lo que debes dejar de hacer.

3. Establece una "zona de honestidad" y habla sobre lo que te molesta

Nuevamente, la comunicación es importante. Pero la comunicación honesta es más importante y puede reparar drásticamente un vínculo que casi se rompe entre dos personas. Ser honestos el uno con el otro y hacerles saber cómo se sienten realmente puede ser liberador y, al mismo tiempo, les permitirá a ambos saber qué salió mal y qué pueden hacer para solucionarlo.

4. Recuerda las cosas que te hicieron amar a tu pareja

Los recuerdos pueden revivir el pasado y pueden ayudarte a recordar las cosas y las emociones que parecen desvanecerse con el tiempo. La mayoría de las veces, las parejas se vuelven demasiado ocupadas y se preocupan por otras cosas de la vida y se olvidan de las que importan. Recordar nos ayuda a darnos cuenta de que hubo un tiempo en el que eras tan feliz y estabas enamorado de esa persona, y lo bueno es que puedes traer ese día de nuevo.

5. Pasen juntos un momento de tranquilidad y relajación

A veces, solo necesitan mantenerse alejados del ruido de la vida diaria y simplemente estar juntos en un lugar tranquilo. El caos de la gran ciudad puede hacer que su cabeza dé vueltas, o el estrés de su trabajo puede hacer que sientas que todo está mal en tu vida. Relájate, reinicia y hazlo con la persona que amas.

6. Tómate un descanso de las rutinas diarias de la relación

¿Qué pasa si solo necesitas un descanso de todo? Es un desperdicio terminar con algo tan hermoso solo porque estabas enojado o cansado por las rutinas de la vida diaria. Sin embargo, hay ocasiones en las que las exigencias de la propia relación te hacen sentir exhausto. Es normal, pero no significa que será así para siempre.

7. No intentes cambiar a las personas de acuerdo con lo que creas que es mejor

No decides cuál debe ser tu pareja o cómo debes actuar. Todo lo que puedes hacer es guiarlos para que no hagan cosas que puedan lastimarse a sí mismos. Es una de las partes más arruinantes de toda relación cuando una persona trata de controlar a la otra y, además de romper la confianza, en realidad le estás enseñando a tu pareja a sentirse avergonzada y odiar su verdadero yo. Es injusto, ¿no te parece?

8. Respeten sus diferencias

En relación con el apartado anterior, debes respetar tus diferencias porque sois dos personas diferentes. No importa qué tan perfectamente emparejado estés en el departamento de signos del zodíaco o si crees que son almas gemelas, siempre habrá diferencias porque ambos han pasado por muchas cosas y experiencias que los moldearon a cada uno de ustedes como personas.

9. Dejen de lastimarse el uno al otro

Las discusiones son normales y a veces decimos y hacemos cosas que podrían lastimar al otro. A veces, cuando las parejas pelean, hacen y dicen cosas hirientes solo para dejar salir todo. Las palabras pueden ser hirientes y, a veces, pueden causar un trauma emocional permanente. Si crees que no puedes controlar sus emociones durante una discusión, no es una buena idea hablar. Encuentra una manera de liberar la negatividad que sientes pero no hacia tu pareja.

10. No dejes que sientan que te has rendido

Ten un poco de fe en cada parte de lo que hace que tu relación sea completa. No renuncies a lo que tienes con demasiada facilidad y aprende a luchar por ello sin importar lo herido o desconsolado que estés. Está bien admitir que te sientes desesperado, pero nunca digas que se acabó hasta que realmente se acabe. Si tu pareja siente que no está haciendo su parte para solucionarlo, entonces podría llevarte a un adiós definitivo.

11. Haz las preguntas que nunca antes habías hecho

Cuando tu relación esté en juego, aprende a hacer las preguntas correctas y más importantes. ¿Qué debes hacer para solucionarlo? ¿Qué salió mal? ¿Qué pasó con las promesas de amarse el uno al otro sin importar qué? ¿Qué más puedes hacer para salvar lo que tienes?

12. Abre tu corazón y perdona más

Esto puede ser lo más difícil de hacer. Perdonar a la persona que te ha lastimado, la misma persona que prometió cuidarte y hacerte el alma más feliz del mundo, puede ser el mayor sacrificio que jamás le ofrecerás a alguien. Sin embargo, esto no significa que tengas que abrazar el martirio, olvidar y perdonar. Es importante conocer tus límites y tu valor. Házte estas preguntas: ¿Vale la pena perdonar a esta persona? ¿Vale la pena otra oportunidad?

Ahora todo depende de ti. 

martes, 4 de febrero de 2020

Reflexión sobre la desconfianza

Amor y control son dos conceptos que no tienen porqué ir de la mano. La confianza es parte fundamental de una relación sana, cuando no existe la confianza y el control se vuelve algo tóxico, la relación deja de funcionar. El amor es libertad, no exceso de control, no autoritarismo. Esta reflexión que encontramos en Internet escrita de manera anónima habla sobre la desconfianza y quisimos compartirla en nuestro blog de Amor Amor.
Aprovechamos este texto, para compartir esta imagen viral de una pareja con varios años de casados que escribió sus "Reglas para pelear" y es algo absolutamente enternecedor.

REGLAS PARA PELEAR
1 - Nada de críticas
2 - Evitar los insultos
3 - No buscar quien es el culpable a como de lugar
4 - Evitar exageraciones
5 - No incluir a terceras personas
6 - No sacar cosas del pasado
7 - No aprovecharse de las debilidades del otro
8 - Terminar la pelea
9 - No irse a dormir enojados
10 - Mirarse a los ojos y tomarse de las manos para así terminar el problema
11 - Recordar que lo más importante no es el tema de la pelea, sino nosotros

reglas para pelear

Reflexión sobre la desconfianza

Para los clásicos y tiernos pero preocupantes: "como hacen para durar tanto así? Son muy independientes ustedes no? Libres. Vos salís un montón. Vos sos re fiestero y el colorado no. "TE DEJA SALIR? (la peor de todas). Son re distintos en eso no? Vos vivís en Facebook y el ni tiene (porque lo detesta). No te revisa nada? Vos vivís con el celular todo el día,no le jode? De verdad dejas el Facebook abierto en la computadora de tu casa? No le molesta? Vos confías? No le decís donde estás a cada momento? Nunca le entraste a revisar el celular?" Etc.

Me hace mal verlos creer que el amor es revisar celulares, que es desconfiar si el otro sale, que es el control y el reproche constante.
Me asusta que crean que el amor es control y posesión de una persona cuando en realidad amor es libertad y, si bien es entrega, es una entrega que se hace desde la elección y no desde la posesión con ataduras.