Frase de amor #1

Tu amor me inspira, tu ternura me conmueve y tus besos me enloquecen.

Frase de amor #2

Mi plan era no enamorarme, peor me sonreíste y lo arruinaste.

Frase de amor #3

Y una cosa puedo jurar: yo que me enamoraré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar.

Frase de amor #4

♥ Quédate con quien te bese el alma, la piel te la besa cualquiera.

Frase de amor #5

¿Y tú que sabes del amor? Yo te sé a ti de memoria

Mostrando entradas con la etiqueta Sexo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sexo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de febrero de 2020

Historia romántica : Conoces el amor sin sexo?

¿Alguien conoce el amor sin sexo?
Yo soy una de ellas.
Me enamoré a los 12 años él tenía 13 todas lo regresaban a ver pero él sólo me veía mí.
Cierto día me pidió que fuera su novia y entre libros y besos terminamos la escuela, no contábamos con que su padre se lo llevaría a otro país.
Hubo que decir adiós, nos separamos.
3 años después él regreso a mi lado, el amor no había muerto, al contrario, tenía sueños y los quería compartir conmigo, pero no fue posible.
Por cosas de Dios o del destino otra vez tuvo que partir, pero me hizo una promesa mientras me besaba.
-¡Volveré por ti cuando tenga los 18
para estar juntos!
Le correspondía enamorada con un beso mientras le decía.
-Aquí te esperaré

¿Alguien conoce el amor sin sexo? Perdón por preguntar otra vez.
Cuando tienes cierta edad te llenas de aventuras, de ideas tontas, crees que el amor ha llegado porque alguien te sonrío, o porque tu piel se erizó con sus manos que recorría tu cuerpo, por cosas del destino o por cosas de Dios o por mi tonta juventud, me enredé con alguien más, me supuse enamorada,  confundí el amor con el deseo.
Pretexto clásico de la juventud.
Salí embarazada.
Yo no quería casarme pero mamá dijo que no podía ser mamá soltera.
El tiempo pasó y justo después, un día cuando cumplía él 18 años ahí estaba, con su promesa y su amor encima. Lo decepcioné y sufrió por mí.
Nos citamos en un parque fui con mi hijo en brazos y mientras la lluvia caía sobre nuestros cuerpos me pedía que me fuera con él.
Fui una cobarde, tenía una familia y no la podía abandonar, lo dejé ir otra vez. Pasaron 5 años y volvió a buscarme esta vez me dijo que seríamos amantes y acepté, un día nos citamos en su departamento, cenamos, bailamos, bebimos vino pero no pasó nada, sólo nos abrazamos y lloramos con nuestros cuerpos desnudos y nos besamos a morir. No quisimos sexo o no pudimos,
me llevó de vuelta mi casa y ahí nos despedimos creí que para siempre, hace tiempo quedé sola, el tipo aquel que juró quererme para siempre se marchó de mi lado.
-¡Estúpido!

Le conté la historia a mis hijos de él y me dijeron que lo buscara.
Ellos me ayudaron sin tener su número o dirección, ¡lo encontré!.
Nos citamos en un restaurante elegante, él lo dirige.
Nuestros ojos brillaron como la primera vez con algo de tristeza y de alegría tomamos café y platicamos largo rato.
Me dijo que está casado y tiene una familia , le va bien en sus negocios.
-Soy feliz.
Fue lo que me dijo.
-Yo estoy sola.
Contesté.
Hoy sólo hablamos por celular de vez en cuando, pero recuerdo que él fue de esos amores que se tienen, sin sexo, sin morbo, sólo con el corazón.
Lo recuerdo siempre y cada día en su cumpleaños hago una oración por él, un día dijo que nunca me olvidaría, yo, no lo he hecho.
Perdonen mi pregunta insistente.
¿Alguien conoce el amor sin sexo? Porque yo sí.

Historia romántica : Conoces el amor sin sexo?

Fuente : Facebook

martes, 4 de febrero de 2020

Una relación no comienza con el sexo

Encontramos esta reflexión de amor en Internet y quisimos compartirla en nuestro blog Amor Amor... Una relación amorosa no comienza con el sexo, no se basa en la belleza exterior. El envoltorio es solo eso, el amor verdadero va mucho más allá de lo superficial.
Aprende a valorar el interior del otro, a enamorarte de verdad de la forma de ser de tu pareja y tendrás una relación hermosa y duradera, de esos amores que duran para siempre.
Comenta debajo qué te pareció esta reflexión y se te gustó, no olvides compartir en tus redes sociales, para que lo lea tu pareja o para que tus amigos enamorados puedan leer y compartir estas lineas.
No olvides también seguirnos en nuestras redes sociales para leer más mensajes de amor.

Una relación no comienza con el sexo

Reflexión de amor : Una relación no comienza con el sexo

Ustedes no comienzan teniendo un buen sexo, ustedes comienzan haciéndose reír.

No comienzan con planes de viaje, comienzas con 'envíame un mensaje cuando llegues a casa'.

No comienzan con un te amo, comienzan a preocuparse tanto el uno por el otro que te amo es solo la consecuencia.

No comienzan una casa por el techo.

¿Por qué comenzarían una relación así?

Debido a que el deseo desaparece con el tiempo, las curvas de su cuerpo comienzan a desaparecer y aparecen líneas en su rostro.
Todavía no comienzas a ser hermos@ para alguien, porque esa es la belleza en la que cae.

La verdadera belleza del otro aparece poco a poco, se intensifica y cuanto más conoces a esa persona, más bella te aparecerá.

No es desde afuera, sino desde adentro que ocurre la magia.

Dos personas se construyen poco a poco, hasta que, sin darse cuenta, los dos vieron un "finalmente te encontré" y luego la gente aprende lo que es caminar lado a lado.

sábado, 12 de octubre de 2019

La época de cero compromiso

Esta imagen de dos personas teniendo relaciones sexuales en la cama nos llamó particularmente la atención en Facebook por la cantidad de personas que la habían compartido, y resultó no ser por la foto en blanco y negro de la mujer desnuda arriba del hombre sobre, ambos sabanas blancas, sino que el texto que contenía era particularmente llamativo. Aquí compartimos con ustedes esta reflexión anónima que tiene que ver con las relaciones de hoy en día. El texto se llama "La época de cero compromiso". Esperamos sus comentarios luego de leerlo.

La época de cero compromiso

Reflexión : La época de cero compromiso

Vivimos en una época en la que se puso de moda la falta de compromiso, en la que el no querer nada serio se metió en las camas y remplazo las charlas telefónicas de madrugada, donde todos somos opciones, y hay que ganarse un lugar y de todos modos en cualquier momento terminás en el cesto de basura.
Una época de puro like y mensaje instantáneo, donde las primeras citas terminan entre sábanas y regalar flores es cosa del pasado.
Dónde ya nadie se enamora a primera vista, con plazas que lucen vacías y callejones que ya no escriben leyendas románticas. En la que la mediocridad es el plato fuerte de las relaciones, porque todos tenemos un as bajo la manga, o mejor dicho, otra persona esperando su turno. Dónde se olvida fácil y nos hemos vuelto desechables, tanto que la fidelidad se ha convertido en un mito, ya nadie cree en eso. Dónde pocos se atreven a amar porque parece mejor opción andar escondiendo el corazón por temor a salir lastimados. Ya nadie lee poesía, se conquista con memes e imágenes sin sentido y andar con alguién dura lo mismo que un atardecer en verano. Hemos caído tan bajo que te tachan de boludo por mandar cartas, dibujar, cantar y regalar momentos.

Una época donde asustamos al amor y le quitamos el derecho de hacernos la vida menos jodida!!!!

jueves, 9 de mayo de 2019

Relato : Un cliente más

Relato : Un cliente más

Era... Feo, no muy feo, pero feo, un prominente estomago y una cara triste, un poco tímido, pero seguro que no era su primera vez, entró al cuarto del motel, estaba acostumbrada ya a no sentir nada, ni asco ni placer, un trabajo como cualquier otro, ella entregaría el cuerpo y él, el dinero.

-¿Te puedo dar un masaje?
Pregunta él
-Si
Contesta ella con indiferencia

El sabe de indiferencia, la vive cada noche en su casa, casado con una mujer que no lo ama, pero enamorada de su mejor posición social, qué al igual que ella entrega su cuerpo sin pasión.

-Recuestate, por favor
Ella obedece, se quita la ropa sin ningún gesto, sin deseo, sin nada, él esperaba más, pero sabe que por lo que paga no obtendrá la fantasía completa del amor.

Con la mirada perdida en la almohada siente sus manos que acarician su espalda con aceite, al principio nada,el simple roce de su piel no hace nada,pero poco a poco las caricias se suavizan,el gordo sabe lo que hace,su respiración se acompasa

-Eres hermosa.
Su voz tranquila suena enamorada
-Gracias
Contesta algo apenada, el cumplido suena sincero, más que sentido, le acaricia el alma y el hielo que debe poner a su trabajo comienza a derretirse, él la besa en la espalda, pero es un beso sentido, ni romántico, ni erótico es casi el beso de un niño.

Apenas escapando a la timidez y ella lo siente así,inhala su aroma,ella escucha su respiración al oído, la respiración de un enamorado que huele a su amada y eso la enciende por dentro, hacía tanto que no sentía eso, las perlas de rocío mojan sus labios y ella no lo puede creer, el gordito sabe lo que hace.

Los besos bajan por su espalda, con ternura con amor, cada uno un poco mas erótico que el anterior, sin darse cuenta ella se encuentra relajada, sus piernas no están tensas como de costumbre y el olor de su sexo comienza a inundar la habitación, el tipo es feo, pero la ha despertado de una manera genial, su sexo lo quiere y puede sentir que el de él también la busca, juega con su pelo, besa su espalda, la acaricia y poco a poco se atreve y su miembro roza su piel aceitada.

-¿Puedo?
Pregunta el mientras su mano baja suavemente de la espalda
-Sí
Contesta ella intentando ser tan fría como antes, pero con el deseo ardiente vivo.

Acaricia sus piernas y poco a poco se desliza más cerca, por fin sus labios, comienzan a sentir el roce deseado, suaves pero intensos, cada uno más perverso y atrevido que el anterior, sus labios se abren y sus dedos entran, el sabe que no debe ser violento, ella se da permiso de sentir como antes no lo hacia, su alma se vuelve líquida y sus dedos la encuentran jugando con su clítoris, abre bien sus labios y busca el punto que ambos desean que encuentre.

Ella se entrega y deja que los movimientos involuntarios la controlen, él hace contacto y ella brinca y grita al encuentro, hace tanto que lo escondía que se siente liberada cuando ocurre el encuentro, él es amoroso, dedicado, intenso, cada caricia, cada movimiento, todo en él está dedicado a generarle placer...

No lo puede creer, que le paguen por eso. Uno, dos, tres, el palpitar en su cuerpo lo encendió él, tan feo el gordito... ella se siente enamorada y puede sentir como él se entrega por amor, la bomba explota y ella derrama en sus manos el alma escondida, él la deja explotar, se acurruca en su vagina y le regala besos suaves, ella se siente enamorada y ve como cada beso que le da es de amor.

Se abrazan y la deja descansar...
Lo quiere, no sabe cuánto ha pasado, pero seguro su tiempo termino, lo besa, acaricia su miembro que se encuentra dormido, pero al sentir su mano vuelve a la vida, es una puta, solo es trabajo, pero ella quiere más, lo despierta, sus manos le queman, tiene ansiedad por sentirlo, lo quiere sentir a fuego vivo llenando sus entrañas y él despierta, potente, erguido, caliente.

Es solo uno más, pero es y será el único así en cuanto tiempo...
-Hazme tuya
-Susurra a su oído

Él es fuego, le entrega el alma y ella lo recibe entre sus piernas como hacía tanto no recibía un miembro caliente, sus cuerpos se unen a piel desnuda, ella se agita una vez más, este sexo sabe a amor...

Él termina...
Se sabe feo, se sabe imperfecto, tan lleno de amor pero tiene que pagar.

Él se queda enamorado, como de tantas otras atrás, ella se queda enamorada, pero solo es un cliente mas,

Él volverá a entregar amor y dinero a alguna más, ella tendrá que volver a trabajar.

sábado, 4 de mayo de 2019

Te entiendo cabrón, yo también sé follar

Un texto que habla sobre la infidelidad y el sexo. "Te entiendo cabrón, yo también sé follar" Una reflexión escrita por una mujer que se volvió viral, los invitamos a leer y compartir si os pareció buena.

Te entiendo cabrón, yo también sé follar

Te entiendo cabrón, yo también sé follar

Querías que te entendiera cabrón, cuando me engañabas y me eras infiel con otra, jurabas que no significaba nada en tu vida y que estabas arrepentido de el error cometido.

Querías que entendiera el porqué de que tú te perdías en otros brazos y en otra piel, ¡¡como carajos te iba entender si mi piel jamas había sentido otra piel que no fuera la tuya, si mi entre pierna jamas dejo entrar a ni un intruso!!

¿Cómo diablos te iba a entender?

Llega el momento en que te preguntas una y mil veces, que estupidez como se atreve a usar la frase "entiéndeme por favor, no era mi intención" ¿entender qué? ¿Qué mi cuerpo ya no le atraía? ¿Que se acostaba conmigo cuando tenía ganas y no había mejor opción?

¿Y que con otra el coger se le daba mejor?

Porque a eso no se le puede llamar hacer el amor.

Pues ahora por fin te entiendo cabrón.

Entiendo el porque te pierdes y tu mente se perturba.

Ahora mi piel ya sabe lo que es vibrar en otro cuerpo, con otras manos, mismas manos que tantas veces desee que fueran las tuyas

Ese cabrón si sabe como hacerme gritar como hacerme gemir y estremecer hasta alcanzar la gloria, misma gloria que tiempo atrás en tu cuerpo saboreé, pero te cansaste de mí.

Mi cuerpo te empezó a parecer aburrido y quizá con algunos defectos, mismos defectos que para el fueron perfectos, sus manos jamás han sentido mi imperfección. Solo se preocupó por hacerme sentir hermosa, especial y única, me a hecho sentir que mi fuego aún quema, y que puedo enloquecer de placer y hacer a alguien enloquecer entre mis brazos.

Ya no te preocupes amor, ahora que no estamos juntos por fin te puedo entender que el pinche problema no era yo, eras tú que dejaste de hacerme tuya, y me convertiste en tu ama de casa la que limpia cocina, atiende a los niños pero mas nada, la puta bien cogida y bien amada era esa que tenia las manos suaves y limpias y te esperaba perfumada con las piernas abiertas para complacer tu cuerpo, pero jamás se preocupó de llenar tu alma como yo lo hacía

Ahora no sabes cuanto te entiendo, entiendo lo que es perderse en otra piel entiendo perfecto el éxtasis que produce otra piel y todo eso fue gracias a ti, a mi maestro que tiempo atrás me enseñó a amar... y si quieres juzgarme: hazlo.

No te fui infiel, jamás traicioné al amor que te tenía, pues cuando a él me entregué y me perdí en su sexo, tú en mi corazón y en mi vida ya no existías.

Tú decidiste salir por la puerta grande y entrar a una casa chica donde ahora la rutina es quien la habita, pues antes ella era la pasión de lo prohibido, quien te mantenía encendido.

Y ahora que es lo permitido, te das cuenta que el sexo no es para compartirlo con cualquiera sino con quien realmente te quiera, porque cuando no hay amor el sexo es solo eso y con el tiempo termina aburriendo.

miércoles, 10 de abril de 2019

Te voy hacer el amor

Un texto muy romántico, ideal para compartir en las redes sociales, o para dedicar a tu pareja, ya sea hombre o mujer. El texto se titula "Te voy a hacer el amor", se trata de un texto corto anónimo que encontramos en Facebook y compartimos con todos los románticos del blog, para que imiten esta actitud a la hora del sexo, porque los detalles románticos como estos, hacen de la intimidad un momento único inolvidable para ellos y ellas.

Te voy hacer el amor

Te voy hacer el amor 

El dijo: Te voy hacer el amor 
Le sirvió una copa de vino, lleno la bañera 3/4, conocía la temperatura exacta cómo a ella le gustaba el agua, le quitó la ropa y le ayudó a entrar... Le lavó el pelo, la espalda y los pies. La llevó a la cama y mientras le secaba el pelo humedecía su alma, la acostó boca abajo y comenzó a masajear su espalda, no decía nada pero su suave respiración era lo más bonito que el podía oír. No supo ella en qué momento se durmió ... Pero cuando despertó en sus brazos el le dijo: - Hay muchas maneras de hacer el amor.
Ella respiro profundo y lo besó . Y esta vez lo hicieron como ella sabia, con el cuerpo (ese amor salvaje que nace en la piel).
Hay que saber perfectamente como hacer el amor cada día y es que para hacer el amor no es necesario el encuentro físico, se puede hacer el amor de muchas maneras; con una dulce caricia, una mirada, con una sonrisa cómplice, con un abrazo fuerte y sin decir nada, con un pecho amigo donde esconder las lágrimas..
¿Con una flor?
No... Él nunca le regaló flores...
Sin embargo fue capaz de traer la primavera a su corazón.