Frase de amor #1

Tu amor me inspira, tu ternura me conmueve y tus besos me enloquecen.

Frase de amor #2

Mi plan era no enamorarme, peor me sonreíste y lo arruinaste.

Frase de amor #3

Y una cosa puedo jurar: yo que me enamoraré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar.

Frase de amor #4

♥ Quédate con quien te bese el alma, la piel te la besa cualquiera.

Frase de amor #5

¿Y tú que sabes del amor? Yo te sé a ti de memoria

lunes, 8 de julio de 2019

Cosquillas de amor

Encontramos esta hermoso historia de amor en Internet  con el título "Cosquillas de amor" y queremos compartirlo con ustedes porque es realmente muy lindo y seguramente querrán compartirlo con esas personas tan especiales que los hacen reír, que los ponen de buen humor y que le causan cosquillas de amor y mariposas en el estómago.
Si conocen al autor de este hermoso texto, no olviden comentar así subimos los créditos correspondientes!

risas y humor en la pareja

Historia de Amor : Cosquillas de amor

-¿Estas coqueteándome?
-¿Qué?
-Te pregunto si me estas coqueteando –volvió a preguntar pacientemente.
-No sé de qué me hablas –respondió ella algo asustada.
-Es que veras…tus manos rozaron con las mías hace un momento.
-Lo siento pero estás equivocado –el replicó algo atónita.
-Pero fueron tres veces -insistía confundido.
-Bueno…el autobús se mueve mucho y…tal vez por eso –decía nerviosa mirando a ver si había otros asientos vacíos que, si los había pero se sentía incapaz de levantarse de donde estaba.
-Ah, bueno si eso suena lógico.

Dicho esto saco una pequeña libreta de su mochila y en ella anotó:
“Los autobuses se mueven mucho esto hace que las manos se rocen más de una vez pero esto no quiere decir que una persona este coqueteando.”
Bajo esa nota coloco la fecha y el lugar de ese preciso momento.
La mujer miraba aquella anotación con los ojos bien abiertos y confundidos.
-¿Y eso que fue? –pregunto sin darse cuenta.
-Esto, son mis anotaciones nada interesante –dijo despreocupado.
-Ya, anotaciones –respondía sin dejar de mirar la libreta totalmente confundida – ¿y porque?
-Porque… ¿Qué?
-Porque…haces…esas…anotaciones –seguía con los ojos abiertos mientras leía otra frase escrita arriba de donde había escrito hace un momento: “No se le debe preguntar a una niña a donde está viajando ni con quien, las personas lo confundirán con un secuestrador.”
-Trato de entender mejor a las personas, además me ayuda con mi Alexitimia.
-Ya.
-Es un trastorno.
-Claro –dijo mientras el guardaba su libreta. Ninguno de los dos volvió a hablarse.
Diez minutos después la chica no aguanto más la curiosidad.
-¿Y a dónde viajas? Digo…a qué lugar en específico…digo olvídalo solo…nada.
-¿Quieres conversar? –preguntó confundido.
-Bueno…el viaje es largo, además tú empezaste a hablarme y…bueno ¿no se nota?
-No –dijo él.
Nuevamente ella se quedó con la boca abierta y sin palabras.
-Si te pregunto a donde viajas o el motivo de tu viaje quiere decir que si…si quiero conversar –dijo sonrojada.
-Ah vaya espera un momento –sacó nuevamente la libreta y anotó: “si alguien te pregunta a donde viajas y porque, es porque quiere conversar.”
-No no no –dijo ella.
-¿Qué?
-Tacha la parte del viaje y el porqué, no siempre es asi.
-No entiendo.
-Dame eso –y le quitó la libreta –y esto también –y le quito el bolígrafo.
El miraba atentamente lo que ella hacia como si se tratara de un problema matemático. Primero tachó la palabra viaje luego la palabra porque, hizo una pausa y lo miró de reojo y luego tachó toda la frase y anotó:
“Si alguien te pregunta algo sobre tu vida es porque quiere conversar contigo.”
-Ya veo –dijo él.
-Mucho mejor verdad –dijo ella orgullosa por su buena idea. El afirmó con la cabeza y aplaudió.
-Bravo.

Se volvió a sonrojar y sonriente continúo mirando la libreta, tenía más de la mitad escrito con frases muy peculiares. Observaba cada frase escrita ahí, se salió una pequeña risita cuando leyó: “preguntarle a una mujer en el hospital si su esposa va a morir es de mala educación y además no doloroso.” Continuo leyendo: “no es aconsejable mirar por mucho tiempo a una mujer en una piscina, te dirán acosador.” Ella sonreía con cada ocurrencia tratando de imaginarse todas esas situaciones.

Le estaba por devolver la libreta cuando miró el dibujo que había en la primera hoja, era un corazón con seis alas; tres a cada lado y en su interior una especie de letras combinadas entre sí. Debajo citaba la frase:

“Nunca apuntes un arma a alguien que no estás dispuesto a matar ni enamores a una persona que no estás dispuesto a amar; ambas cosas destruyen a una persona.”

Se quedó sin palabras.
-Es un buen consejo.
-Sí, mi padre me lo dijo cuando era niño. Me dijo que lo único que tenía que saber de las personas era que si yo no les quería hacer daño; que no lo hiciera pasara lo que pasara.
-Tienes un gran padre, debes estar orgulloso.
-Sí, supongo que sí.
-A que te refieres, no estas orgulloso de él.
-Aunque quisiera no podría estarlo, además el murió.

Ella lo miró a los ojos y no había dolor, ni rabia, ni tristeza; no había nada. Acababa de dar esa noticia como si le hubiera pedido que le dé la hora del día. No dijo nada, miró al reverso de aquel dibujo y vio otro; este se trataba de dos caminos, uno estaba lleno de árboles, flores y animales en cambio en el otro no había nada solo árboles secos y nubes negras, pero ambos se unían en un solo hasta llegar a lo lejos y perderse en las montañas. No le preguntó que significaba pues ella lo sabía muy bien; le devolvió la libreta.

Nuevamente ambos se quedaron callados, hasta que nuevamente ella interrumpió el silencio.
-¿Y porque me preguntaste si te estaba coqueteando? –se sonrojó un poco.
-Ya te lo dije, tus manos rozaron las mías –dijo despreocupado.
-¿Qué? Bueno…eso no quiere decir que…digo no es que haya…veras…nada.
-Pero fueron tres veces.
-Bueno…una más una menos –movía las manos arriba y abajo –tú me entiendes.
-La verdad no.
-Lo que quiero decir es que…mmmm como te lo explico…
-Espera.
-Que… -vio como volvía a sacar la libreta y se preparaba para escribir.
-Ahora sí, dime.
Nuevamente se quedó con la boca abierta y movió la cabeza de un lado a otro para despertarse.
-Guarda eso.
-Pero lo necesito para…
-Que lo guardes te digo… -y lo guardó –veras no tienes que escribir todo lo que pase.
-Pero lo necesito para….
-Si lo sé, pero…dime ya te ha pasado antes esto, de que hayas rozado tu mano con la de otra mujer.
-Si muchas.
-Y a todas les preguntaste si coqueteaban contigo –preguntó con una mínima sensación de celos y rabia.
-Bueno no, la verdad no me interesaba.
-Y porque ahora sí –se tranquilizó.
-Esta vez fue distinto.
-¿Distinto? –el corazón empezó a latirle con rapidez –porque fue distinto.
-Una vez vi en otro autobús que un hombre se durmió en el hombro de una mujer y ella lo empujaba para que se vaya para otro lado.

La mujer se quedó callada y confundida.
-¿Y eso que tiene que ver? –preguntó impaciente.
-Luego en otra ocasión vi un hombre y una mujer que subieron juntos, el hombre igual se durmió en el hombro de la mujer pero ella no lo empujó.
-Pues claro, seguro eran una pareja. Es distinto que te toque una persona que quieres a que te toque un extraño.
-Pero tú y yo no nos conocemos, y no me empujaste.
-Bueno a mí no…quiero decir…hash dime porque dices que esta vez fue distinto.
-Bueno le pregunté a una mujer lo mismo y me respondió lo mismo que tú, me dijo que cuando una persona por la cual uno siente un gran cariño el más leve roce de manos puede causar una sensación extraña y agradable como una corriente eléctrica, pero solo si el sentimiento es fuerte.
-No me digas que…
-Ese mismo día intenté meter un clavo a un enchufe para sentir como era una corriente eléctrica.
-¿Y lo hiciste? –preguntó asustada e incrédula.
-No, claro no. No soy tonto sé que podría morir si lo hiciera, en fin creí que tal vez nunca podría sentir esa sensación –la miro de reojo –al menos eso creí.

El rostro de la mujer se iluminó y se sonrojó al mismo tiempo.
-¿Por qué dices eso? –preguntó impaciente.
-Bueno cuando tocaste mi mano sentí una sensación extraña, me sorprendió mucho porque nunca había sentido algo asi.
-Yo tampoco –murmuro apenas.
-¿Dijiste algo?
-¿Qué? No…nada, no dije nada…bueno si dije…dije…ehhh que sentiste.
Ella también había sentido algo, pero no tenía palabras para explicar aquella sensación, para ella era difícil poder describir lo que había sentido.
-Cosquillas –dijo.
-¿Qué? –preguntó atónita.
-Eso, sentí cosquillas.
-Bueno seguramente sientes eso a cada rato…digo.
-No, esta vez fue distinto –dijo pensativo como si tratara de responder alguna adivinanza. Y se quedó callado mirando por la ventana.

Ella se quedó impaciente golpeando su mano contra su pierna mientras miraba hacia todos lados. Cuando el autobús giró en una curva ella lo aprovechó para apegarse un poco a él y rozar su mano.
-Ahí está de nuevo –dijo sobresaltado – ¿lo sentiste?
-¿Qué? No, no sentí nada –mintió, si efectivamente eran cosquillas como decía él.
-Ah –volvió a mirar por la ventana, se veía decepcionado.

Ella se quedó mirándolo, era increíble como él explicaba con palabras tan sencillas sensaciones tan extrañas, sonrió de la ocurrencia que había tenido.
-Estás…feliz –dijo mirándola.
-Sí, lo estoy –dijo orgullosa –lo adivinaste.
-Bueno normalmente cuando alguien sonríe es porque está feliz, lo descubrí hace tiempo.
-Y hay algún problema si sonrió eh –pregunto molestosa y juguetona.
-No, no para nada. Pero te ves hermosa cuando lo haces.
Se ruborizó.
-Ahora tú me coqueteas a mí –preguntó indignada falsamente y sonriente.
-¿Eso hago? No me cuenta lo siento.
-No te preocupes no es para tanto.
-Ah no, espera –sacó rápidamente su libreta buscó y buscó hasta que encontró lo que buscaba y se lo enseñó.

Ella lo leyó en voz alta.
“No se le debe coquetear a una mujer en la calle, eso las molesta; pero solo si eres feo, si eres guapo no es para tanto”

10/09 Sala de cine
-¿Soy guapo? –le preguntó.
-Pues… –hizo una señal de más o menos con una mano.
-Sabes me gusta hablar contigo, me divierto mucho.
-Te… ¿diviertes? –preguntó sorprendida.
-Sí, lo hago –esperó un momento y al fin se dio cuenta, entonces se sintió como si hubiera hecho un gran descubrimiento, alzo las manos al aire y exclamó: ME…DIVIERTO!!!
Ella no podía hacer más que sonreír alegremente y aplaudir, de alguna forma sentía como si ella formara parte de ese descubrimiento.
-Yo también la paso bien contigo –le dijo muy contenta.

Ambos se quedaron mirándose fijamente una al otro, el corazón de ambos empezaba a latir con fuerza. Entonces él tuvo una idea, una idea que hacia latir aún más el corazón y lentamente puso su mano encima al de ella. El corazón de ella también latió con fuerza; cosquillas…cosquillas por todo el cuerpo, cosquillas de felicidad; cosquillas de amor. Giró lentamente su mano sin levantar la de él y juntos entrelazaron sus manos; dos caminos que se unían en uno solo.

El conductor del autobús anunció que en diez minutos llegarían a su destino, pero para ellos el viaje apenas había iniciado.

domingo, 7 de julio de 2019

Significado de la mordida en el beso

Besar es beneficioso para la salud y expresa el amor que tienes por la otra persona. A veces cuando estás con tu pareja y se besan, no puedes resistir el impulso de querer morder y lo haces, pero, ¿por qué lo hacemos?, ¿es algo inconsciente?, ¿qué significa? Aquí te contamos cuál es el significado de la mordida en el beso y te invitamos a comentar debajo cómo besas y cómo te gustan los besos.

Significado de la mordida en el beso

Significado de la mordida en el beso

Para muchas personas morder los labios durante un beso es un síntoma de gustos sadomasoquistas, pero la realidad es diferente, es sólo una reacción que se desencadena por la pasión que sientes por tu pareja y que causa una gran excitación.

En los casos en los que no se pueden contener las ganas de morder los labios de la pareja, actuamos por instinto y solo es una forma más de demostrar nuestro amor y pasión por la persona que amamos y estamos besando.

Para muchos morder durante un beso es una señal de elevada sensualidad, y para algunos representa una especie de juego sexual. Existen personas a las que les encanta y otras que no, pero sin duda es algo que tienes que experimentar con tu pareja.

¿En realidad son placenteros?

Los labios poseen terminales nerviosas que son estimuladas cuando se muerden. La forma en la que se da el beso dice muchas cosas: si es bastante apasionado e incluye mordiscos, probablemente quiere llegar al momento íntimo, pero cuando es suave y delicado sólo se busca un momento tierno.

Besar siempre va a ser un síntoma de placer, goce y sexualidad. Mantener una relación sexualmente activa estimula nuestro cerebro de manera que libere ciertas hormonas que nos causan emociones como la felicidad, euforia y placer.

Así que, ¡a morder!

domingo, 16 de junio de 2019

Historia de un matrimonio para reflexionar

Cuando llegué a mi casa esa noche, mientras que mi esposa me servía la cena, le agarre la mano y le dije: ”tengo algo que decirte”. Ella se sentó y comió callada. La observé y vi el dolor en sus ojos. De pronto no sabía cómo abrir mi boca, pero tenía que decirle lo que estaba pensando: “quiero el divorcio”. Ella no parecía estar disgustada por mis palabras y me preguntó suavemente: ¿por qué?, ¿tú no eres un hombre?

Esa noche no hablamos, y ella lloraba. Ella quería saber qué estaba pasando con nuestro matrimonio, pero no pude contestarle. Sucedió que ella había perdido mi corazón, y lo tenía otra mujer llamada Juana. Ya no amaba a mi esposa, solamente le tenía lástima. Con un gran sentido de culpabilidad, escribí un acuerdo de divorcio y en este acuerdo ella se quedaba con la casa, el auto y el 30% de nuestro negocio. Ella miró el acuerdo y lo rompió a pedazos.

Ella pasó 10 años de su vida conmigo y ahora éramos como extraños. Yo le tenía lástima, por todo el tiempo perdido, su energía no era la misma pero ya no podía cambiar. Yo amaba a Juana. De pronto empezó a gritar y a llorar como para desahogarse. La idea del divorcio ahora era más clara para mí.

El próximo día llegué a casa y la encontré escribiendo en la mesa. No cené y me fui a dormir, estaba muy cansado de haber pasado el día con Juana. Cuando desperté, todavía estaba mi esposa escribiendo en la mesa. No me importó, me viré y seguí durmiendo. Por la mañana mi esposa me presentó sus condiciones para el divorcio: no quería nada de mí, pero necesitaba un mes de aviso antes del divorcio. Me pedía que por un mes, tendríamos que vivir como si nada y llevarnos normal. Su razón era simple, nuestro hijo tenía todo ese mes de exámenes y no quería molestarlo con nuestro matrimonio quebrantado. Yo estuve de acuerdo, pero ella tenía otra petición: que me acordara cuando yo la cargué a nuestro cuarto el día que nos casamos. Me pidió que por ese mes, todo los días la cargara del cuarto hasta la puerta de salida de la casa.

Pensé que se estaba volviendo loca, pero para que la fiesta fuera en paz acepte. Le conté a Juana lo que mi esposa me pidió y Juana se reía en vos alta, dijo que era absurda esa petición, que no importaba qué truco mi esposa usara, tendría que darle la cara al divorcio.

Mi esposa y yo no teníamos contacto físico desde que expresé mis intenciones de divorcio, así que cuando la cargué el primer día hasta la puerta del frente, los dos nos sentimos mal. Nuestro hijo caminaba detrás aplaudiéndonos y diciendo: ¡papá está cargando a mami es sus brazos! Sus palabras me dieron mucho dolor. Caminé los 10 metros con mi esposa en brazos. Ella cerró los ojos y me dijo en voz baja: no le digas a nuestro hijo del divorcio. Le señalé con la cabeza un poco disgustado, la bajé cuando llegue a la puerta y se fue a esperar el transporte para ir al trabajo.

Yo manejé sólo al trabajo. El segundo día, los dos estábamos más relajados. Ella se apoyó a mi pecho, pude sentir la fragancia de su blusa. Me di cuenta que hacía tiempo que no la miraba detenidamente. Me di cuenta que ya no era tan joven, tenía algunas arrugas, algunas canas… era notable el daño de nuestro matrimonio. Por un momento pensé y me pregunte: ¿qué fue lo que le hice?

El cuarto día que la cargué, sentí que la intimidad estaba regresando entre ambos. Esta era la mujer que me dio 10 años de su vida. En el quinto y sexto día, seguía creciendo nuestra intimidad. No le dije nada a Juana al respecto. Cada día era más fácil cargar a mi esposa y el mes se iba corriendo. Pensé que me estaba acostumbrando a cargarla y por eso era menos notable cargar el peso de su cuerpo.

Una mañana, ella estaba viendo qué ponerse. Se había probado muchos vestidos, pero no le servían. Quejándose dijo: mis vestidos se han puesto grandes. Fue ahí que me di cuenta que estaba muy delgada, y esa era la razón por cual yo no sentía su peso al cargarla. De pronto me di cuenta que le había enterrado mucho dolor y amargura. Sin darme cuenta, le toque el cabello. Nuestro hijo entró al cuarto y dijo: ¡papá, llegó el momento de que cargues a mamá hasta la puerta!

Para mi hijo, ver a su padre día tras día cargar a su mamá hasta la puerta, se había convertido en una parte esencial de su vida. Mi esposa lo abrazó, yo viré mi cara. Sentí temor de que cambiara mi forma de pensar sobre el divorcio. Ya cargar a mi esposa en mis brazos hasta la puerta, se sentía igual que el primer día de nuestra boda. Ella acariciaba mi cuello suave y naturalmente. Yo la abrazaba fuerte, igual que nuestra noche de bodas. La abracé y no me moví, pero la sentí tan livianita y delgada que me dio tristeza. El último día igual la abracé y no quería moverme, le dije que no me di cuenta que ya no teníamos intimidad. Mi hijo estaba para la escuela. Manejé para la oficina,

Salí del carro sin cerrar la puerta, subí la escalera, Juana me abrió la puerta, y le dije: discúlpame, lo siento, no quiero divorciarme de mi esposa. Juana me miró y me preguntó si yo tenía fiebre. Yo le dije: mi esposa y yo nos amamos, era que entramos en rutina y estábamos aburridos. No valoramos los detalles de nuestra vida desde que empecé a cargarla del cuarto a la puerta. Me di cuenta que debo cargarla por el resto de nuestras vidas, hasta la muerte. Juana empezó a llorar, me dio una bofetada y cerró la puerta. Baje las escaleras, me monte en el auto y llegué a la florería. Le compré flores a mi esposa.

La joven en la florería me preguntó: ¿qué le escribo en la tarjeta? Le dije que pusiera: te cargaré todas las mañanas, hasta que la muerte nos separe. Llegué a mi casa con flores en las manos y una sonrisa, corrí y subí las escaleras; cuando entré… encontré a mi esposa muerta.

Mi esposa estaba batallando contra el cáncer, y yo estaba tan ocupado con Juana, que no me di cuenta. Mi esposa sabía que se estaba muriendo y por eso me pidió un mes de aviso antes del divorcio, para que a nuestro hijo no le quedara un mal recuerdo de divorcio, para que no tuviera una reacción negativa. Por lo menos le quedaría a mi hijo en los ojos, el recuerdo de que su padre era un esposo que amaba a su esposa.

Estos pequeños detalles son lo que importa en una relación, no la casa, el auto, el dinero en el banco. Todo lo anterior solo crea un ambiente que crees te llevará a la felicidad, pero en realidad… no es así.

Trata de mantener tu matrimonio feliz, comparte esta historia en tu muro, quizás estés salvando un matrimonio. Todas las historias de fracaso son iguales, se dan por vencidos cuando están al punto de entrar en éxito. No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos…

Historia de un matrimonio para reflexionar

sábado, 1 de junio de 2019

La suerte de tenerla a mi lado

Me desperté y la vi a ella arreglándose para ir a trabajar, pensé en decirle algo, pero cuando me di cuenta de que ella no me vio despierto decidí permanecer en silencio observando.
Concentrada ella miraba al espejo y concienzudamente cuidaba de cada detalle, el cabello, ojos, el tono de la piel y contornos, a veces ella se alejaba de su reflejo y como quién tanto ya hizo eso entendía detalles que solo una mujer puede entender.
Ella era hermosa como de costumbre, pero no tan increíble como cuando nos conocimos o incluso cuando ella se vestía para salir todos juntos. Me quedé allí, pensando en todo el tiempo que se toma para permanecer irresistible y cuánto tiempo le tomó para hermosear cada vez que me iba a encontrar.
Me quedé pensando también en cuántas veces me olvidé de decirle lo mucho que ella estaba maravillosa. Esa mañana fingí estar dormido y cuando ella se acercó para darme un beso de despedida me la tiré de sorpresa para mi lado de la cama, miré en sus ojos que parecían no entender nada y le dije: ' Lo siento cuando me olvido de decirte que eres La mujer más hermosa del mundo. Tengo la suerte de que me escogiera '. Ella sólo sonrió, con la misma sonrisa increíble de siempre y que yo hace tanto tiempo no valoraba por la maldita costumbre.
Esa mañana que salió para ir a trabajar yo sentí una gran nostalgia de ella, una nostalgia que hace tiempo no sentía. Realmente me di cuenta de la suerte que tenía por tenerla a ella a mi lado y la suerte que tuve por entender eso sin necesidad de perderla.

La suerte de tenerla a mi lado

Si les gustó esta reflexión de amor, no olviden compartir en sus redes sociales!

viernes, 24 de mayo de 2019

10 ideas de regalos románticos para las parejas que aman viajar

Regalarle algo a tu pareja no debería ser difícil. Conociendo sus gustos, seguramente sabrás cuál es el regalo perfecto para tu persona preferida... Y si a esa persona le gusta viajar tanto como a ti, es mucho más sencillo! Aquí te recomendamos 10 ideas de regalos románticos para las parejas que aman viajar, ideas personalizadas para un regalo único que sorprenderá al amor de tu vida.

10 ideas de regalos románticos para las parejas que aman viajar

Mapa personalizado con forma de corazón

Mapa personalizado con forma de corazón
Los mapas y los corazones son hermosos regalos para una pareja enamorada, ¿no? Elige dos lugares que sean significativos para tu pareja amante de los viajes, ¡y listo! Lo mejor de todo es que puedes hacerlo tú mismo y darle un valor agregado a tu regalo.

Gafas personalizadas

Gafas personalizadas
Las gafas personalizadas son una opción genial para regalarle a tu pareja si le gusta viajar. Sin dudas es algo que le será útil para las vacaciones de verano y que en ese detalle de estar atento a lo que necesita, se sentirá amada. Personalizar las gafas con los nombres de la pareja o el lugar que están por ir a visitar es el toque final para hacer un regalo perfecto.

Cámara instantánea

Cámara instantánea
Si se están por ir de luna de miel, con todo el alboroto de la boda, como feliz pareja probablemente ya olvidaron que necesitan una buena cámara para capturar sus mejores momentos en el viaje. Las fotos instantáneas Polaroid le agregan una cuota de romanticismo única.

maletas

Maletas
Unas maletas súper-lujosas y bien decoradas pueden ser un regalo genial y personalizado para invitar a tu pareja a una nueva aventura, y cualquier amante de los viajes lo amaría absolutamente si le dieran una.

Etiquetas de cuero para maletas personalizadas

Etiquetas de cuero para maletas personalizadas
Pueden ponerlos en sus nuevas maletas antes de partir. Personalízalos con tu información o incluso con la fecha de la boda.


funda para movil impermeable

Funda para móvil impermeable
Tantos recién casados ​​deciden ir a la playa para su luna de miel, pero toda esa arena y agua salada son un desastre para un teléfono inteligente. Un regalo inteligente que definitivamente será apreciado por la pareja que ama viajar es una funda para teléfono móvil a prueba de agua.


cuadro con frase y motivacion para viajar

Cuadro con frase y motivación para viajar
Hay frases que inspiran y motivan a viajar. Regala una impresión con esa frase que de ganas de salir de aventura. Esta frase en el cuadro de la foto dice "La vida es o una aventura desafiante, o nada en absoluto".

Juego para viajeros

Juego para viajeros
Esto es único y divertido. Es como un juego; esencialmente, es un paquete de tarjetas que te ofrece pequeños desafíos o ideas sobre qué hacer dondequiera que estés. Esto es divertido para las parejas que viajan seguido o mochileros que quieren probar nuevos desafíos.

Mapa de viajes en pareja

Mapa de viajes en pareja
¿Qué tan dulce es esto? La pareja puede marcar en el mapa del mundo donde han estado juntos. Es algo que se puede colgar en el hogar y mirar durante los próximos años. Además, ¿a quién no le encanta mostrar cuántos lugares han viajado?

Radio portatil

Radio portatil
Esta radio portatil tiene una batería que dura por horas, es realmente simpática y hermosa visualmente y es algo necesario para quienes viajan: una radio para escuchar un poco de música en cualquier lugar del mundo.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Todo lo que tienes que saber sobre flores funerarias

Las flores a menudo son compradas por la familia para el servicio funerario y para la familia como una muestra de condolencias.

Todo lo que tienes que saber sobre flores funerarias

Cómo comprar flores para el servicio
La funeraria contratada por usted, seguramente le ofrecerá el manejo de los arreglos florales. Esto puede ser muy útil, ya que la funeraria tendrá experiencia en el suministro de arreglos florales y puede quitar esta tarea en un momento que suele ser duro. Sin embargo, también puede comprar flores usted mismo a través de una florería local o un proveedor en línea como flores tanatorio norte. La funeraria no le cobrará una tarifa extra por traer sus propias flores.

Tipos de arreglos de flores funerarias
Los arreglos florales funerarios tradicionales incluyen:
Cofres en aerosol, que cubren un cofre.
Arreglos de flores de pie, que se muestran en un caballete y tienen la forma de ramos, coronas, corazones, cruces y otras formas.
Ramos en cestas o jarrones.

Costos de las flores funerarias
Dependiendo de los tipos de arreglos florales y la cantidad de arreglos que comprará, el costo de las flores de funeral puede ser muy costoso. En la web que recomendamos encuentra las mejores ofertas de flores del mercado.

Si no puede darse el lujo de comprar muchas flores, o si no quiere gastar dinero en flores, puede considerar el uso de flores que se entregan como regalos para el servicio funerario, o pedir a amigos o miembros de la familia que le ayuden a proporcionar flores.

Consideraciones religiosas
Si bien muchas religiones apoyan la presencia de flores en un funeral o servicio conmemorativo, en algunas religiones es habitual que las flores no formen parte de la ceremonia (como en el judaísmo). Si está planeando un funeral religioso y no está seguro de la posición de las flores de la religión, es mejor consultar con su líder religioso.

Qué hacer con las flores después del servicio
Después de un funeral o servicio conmemorativo, pueden quedar muchos arreglos florales. Tiene muchas opciones para que hacer con estos arreglos:

Lleve las flores a casa
Ofrezca flores a otros miembros de la familia, amigos o invitados
Deje flores en el funeral o en el lugar del servicio conmemorativo
Lleve flores a la tumba o pídale al director de la funeraria que lo haga
Done las flores a un hospital, residencia de ancianos u organización religiosa

Agradecer a las personas por comprar flores como regalo
Generalmente se usa enviar una nota de agradecimiento a cualquier persona que haya comprado flores para usted, su familia o el servicio. La mayoría de los arreglos florales vienen con una nota que indica el remitente, que debe recoger y guardar para que sepa a quién agradecer. La recopilación de estas notas o tarjetas es una tarea que puede ser más adecuada para un amigo o familiar.

sábado, 11 de mayo de 2019

¿Qué buscan los hombres en una mujer?

Hay un título de un libro, el cual dice “las mujeres son de Marte, los hombres de Venus”, ya que somos demasiados diferentes, pero no por eso somos incompatibles. En este artículo que cuenta Qué buscan los hombres en una mujer se ponen en foco algunos puntos básicos a tener en cuenta en cuanto a las diferencias que suelen existir por lo general, lo cual no significa que hayan excepciones por supuesto.

Qué buscan los hombres en una mujer?

Qué buscan los hombres en una mujer?

Las mujeres, para encontrar un novio o pareja, primero tienen que saber que busca o que necesita la persona que nos interesa, para saber cómo acercarnos hacia el sin perder la batalla, por eso dejamos algunas ideas acerca de lo que los hombres quieren buscar en una pareja.
En primera instancia, como mujer, si te sucede algo debes decirlo, no guardarlo, ya que los hombres no tiene muy desarrollado el sentido de la intuición, es decir, no son adivinos como para saber o adivinar lo que les sucede a las mujeres.
Los hombres no sienten esa dependencia emocional que tanto tienen las mujeres, es por esto que necesitan mayor libertad en el sentido de poder salir con amigos, aunque esto va para ambos géneros, hay que respetar los espacios del otro.
Los hombres esperan que las mujeres les pidan cosas posibles, alcanzables para ellos, no que una les pida el cielo y las estrellas, porque es difícil para ellos, por eso, así que es importante centrarse en solicitar cosas posibles para evitar frustraciones.
Lo otro, que va estrechamente relacionado con el primer punto, es que deben ser lo  más claras posibles al hablar, con esto nos referimos a que los hombres tienen cierta dificultad al entender cosas “escondidas” o mensajes ocultos (no quiere decir que los hombres sean tontos, pero tienen una estructura más simple de las cosas), para esto si las mujeres quieren o desean algo, como por ejemplo que las inviten a una cena o que les regalen algo lindo, hay que decirlo con todas sus letras, para así evitar malos entendidos también.